¿Viernes Negro? ¿Black Weekend? ¡Usted no tiene que comprar!

  • Aunque la publicidad pactada en los medios lo presione… ¡NO TIENE QUE COMPRAR!

Así es. Usted no tiene que comprar nada si no necesita nada. Estas fechas, creadas por el comercio, procuran por todos los medios que usted sencillamente consuma. No les interesa si lo ocupa o no… si tiene la capacidad para enfrentar una deuda o si puede. Siempre le van a presionar para que compre.

Muchas personas en este día, se sentirán textualmente empujadas a comprar. Los comercios ofrecen irresistibles descuentos del 50% o hasta el 70% en sus precios de venta. Pero deténgase un minuto: Si ellos ofrecen esos descuentos, ¿Dónde está el negocio?

Las utilidades en los comercios varían dependiendo del lugar. Las grandes cadenas, al poder comprar a sus proveedores masivamente, pueden tener un margen más alto que el pequeño comerciante. Sin embargo, ambos ofrecen descuentos irreales. ¿Realmente esos descuentos pueden existir?

Igualmente, la Oficina del Consumidor ha alertado sobre la publicidad engañosa. En algunos locales colocan sendos rótulos de grandes descuentos, pero lo que no dicen es que esos descuentos sólo aplican en algunos de los productos exhibidos. Así, mercadería colocada estratégicamente, con rótulos llamativos y dentro un precio, podrían tener el mismo precio del resto del año, mezclada con los productos que sí tienen descuentos reales, pero menos demandados por el consumidor.

Ya se ha comprobado que muchos comercios aumentan sus precios poco antes de esta fecha, para luego ofrecer descuentos imposibles en condiciones normales. Ejemplo: Una pantalla tiene un valor ordinario de ¢150,000.00, quince o veintidós días antes de estas fechas, la aumentan a ¢185,000.00. Cuando llega el “Viernes Negro”, ofrecen descuento de 25%, que significaría un ahorro de ¡¢46,250.00!, pero en la realidad el descuento es de  ¢11,250.00 que representa en la realidad un 7.5%

En otros casos los descuentos ni siquiera existen. Utilizando el mismo ejemplo, sólo “rebajan” el precio al importe original, o sea, ¢150,000.00 

Tome en cuenta que el objetivo del comercio es QUE USTED COMPRE. Harán lo imposible para presionarlo: que salga de madrugada, que haga fila antes de abrir.. todo para aprovechar grandes descuentos en productos que usted, posiblemente no necesite.

Si de todos modos necesita comprar algo, le recomendamos que camine. No se deje presionar por la frase “Quedan pocos y mucha gente los está buscando”, no pierda el control sobre sus decisiones y no permita que otros lo manipulen.

Be the first to comment on "¿Viernes Negro? ¿Black Weekend? ¡Usted no tiene que comprar!"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*